CALUFA y los escritores que dejaron una obra literaria más allá de su militancia

Geovanny Jiménez S. Eran los años treinta y en Costa Rica se escribía y se conocía una literatura asidua al folclor y al costumbrismo. Unas dos décadas anteriores, Carlos Gagini había intentado -con la magnífica novela “El árbol énfermo”- una literatura beligerante, crítica de la realidad liberal de principios del siglo XX.

Entonces nace el Partido Comunista y con él la promoción de una literatura realista que buscaba dar a conocer la realidad proletaria del país. Carlos Luis Fallas (Calufa), zapatero de origen humilde, alajuelense, quien además de ser activista de ese partido, encabezó un movimiento por crear una literatura comprometida. Nacen así novelas emblemáticas como “Mamitu Yunai”, la que más traducciones y ediciones internacionales logró, y “Marcos Ramírez”, la que más gustó en el país.

Con Carlos Luis Fallas vienen otros nombres: el limonense de familia acomodada Joaquín Gutiérrez Mangel -a la postre uno de los más queridos y admirados novelistas-, la josefina Carmen Lyra (María Isabel Carvajal), y el profesor universitario Fabián Dobles. También el también docente Adolfo Herrera García, autor de “Juan Varela”, la novela de un pobre campesino desposeído.

Este grupo no solamente rompió con los moldes literarios de principios del siglo, sino que además creó una nueva estética literaria y tendría impresionante arraigo e influencia en toda la literatura de la Segunda República, es decir, de la segunda mitad del siglo pasado.

Aunque se basa en un estudio particular sobre la obra de Calufa, el libro “Príncipes de las remotidades: Carlos Luis Fallas y los escritores proletarios costarricenses: siglo XX”, escrito por el historiador Iván Molina, narra esta historia con mucho detalle, pasando por la formidable divulgación que tuvieron estos autores en muchos países del bloque socialista. Por eso no extraña que esa época, críticos literarios de otras latitudes se dejaran decir en ese tiempo (desde 1940 hasta 1960) que Costa Rica en novela era superior a sus hermanos regionales.

El libro de Molina es parte de la Colección Historia Cultural de Costa Rica (volumen 16) y tiene 255 páginas que usted puede adquirir por ¢5.000,00 en las librerías de la Euned, en línea por este enlace y en la próxima Feria Internacional del Libro con un descuento importante.

Compre este libro en este enlace

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *