Cálculos y estrategias del club verdiblanco de los hombres solos ◘ Voz propia

Una mirada al panorama electoral de la convención liberacionista con el análisis político de las estrategias y propuestas de este partido.

Análisis político. En el Partido Liberación Nacional, un club de solo caballeros de edad avanzada se lanzaron a la arena electoral para competir por quien será el representante de ese partido en los próximos comicios electorales de febrero de 2022.

Este club parece que no tiene ninguna representante femenina, aunque se especula sobre la posibilidad de que Frangie Nicolás -las más vociferante acusadora del Gobierno en el Congreso actual-, se animara a ponerle otro sexo a la contienda.

Las premisas de los candidatos

Todos estos candidatos parten de dos premisas: 1) el PLN tiene una altísima posibilidad de ganar las venideras elecciones por la “ley” de la alternabilidad partidaria en el poder que ha imperado en Costa Rica durante la Segunda República (desde 1948 en adelante).

En la primera mitad del siglo pasado, valga el dato, también hubo alternabilidad hasta que el Partido Republicano puso 4 presidentes seguidos desde 1932: Ricardo Jiménez O. (1932-1936), León Cortés C. (1936-1940), Rafael Ángel Calderón G. (1940-1944) y Teodoro Picado M. (1944-1948). Sin embargo, recuérdese que en 1944 hubo elecciones fraudulentas que luego desembocaron en un nuevo intento de fraude en 1948 que desencadenó la Guerra Civil de 1948. Lo demás, es la historia.

Esa alternabilidad en el poder se supone usualmente por el desgaste social que tienen los partidos políticos y los Gobierno luego de 4 u 8 años de gobernar, además de que los costarricenses siempre han creído en la conveniencia de no concentrar el poder en un grupo social y político; es parte de su idiosincrasia electoral.

2) La otra premisa de los pre candidatos liberacionistas es que, aunque pierdan la convención interna, pueden aspirar a una diputación según la cuota de poder que puedan lograr (apoyo ciudadano) y las alianzas que puedan generar hacia el desenlace de la contienda. Si logran crear un movimiento político consistente y un apoyo porcentual significativo podrán, sin duda, negociar una diputación e incluso algunos puestos para los líderes de su campaña.

clic para más información

Me queda claro que esa es la apuesta de muchos de estos caballeros de la mesa redonda verdiblanca, porque salen claramente sembrados como eventuales perdedores por ser desconocidos y no tener arraigo amplio en la dirigencia del partido. Aquí es donde juega la decisión que tomó el PLN de permitir votar solamente a partidarios (personas afiliadas al partido) y no hacerlo de manera abierta para que cualquiera pueda sufragar.

Candidatos sempiternos como José Figueres Ferrer y Antonio Álvarez Desanti se ven a sí mismos como favoritos, pero en el grupo hay contendientes de peso que ellos no deberían desdeñar. Incluso cuando estos dos políticos tienen sus grupos de apoyo creados desde elecciones pasadas (uno es ex-presidente del país), es perceptible que sus nombres, sus imágenes y sus agendas se han desgastado mucho, por lo que no sería extraño que una buena porción del “pericos” se inclinen por nuevas opciones.

Percibo principalmente a Carlos Ricardo Benavides, por el apoyo que tiene de los Arias Sánchez y presentarse como un político educado e inteligente, además de una trayectoria partidaria de peso; así como a Claudio Alpízar, porque ha sabido tejer una campaña astuta y riesgosa con emblemas no tradicionales, ni apoyo ostensibles, además de ser conocido por su exposición televisiva.

En esa lista también se hallan viejos conocidos que posiblemente también van detrás de un cálculo de cuota de poder: Rolando Araya Monge y su dióxido de cloro buscará al rancio Arayismo que se diluyó después de que su hermano y alcalde eterno de San José decidió renunciar a una segunda contra Luis Guillermo Solís. Adolfo Constenla y Rolando González, los señorones serios y ecuánimes, también lo intentarán con su discurso conciliador pero sin arraigo suficiente en las bases, según parece.

(Continúa más abajo…)

¿ALGO MÁS?

Welmer Ramos: Chaves debe renunciar a candidatura por antecedente de acoso sexual

Costa Rica fue primera sede mundial en lucha por igualdad y erradicación del racismo

Laura Moscoa: “Delante de ti la fe y la razón, yo me quedo con la fe”. ¿El trasfondo ideológico?

Mujeres, jóvenes y personas con baja escolaridad son los votantes a conquistar ◘ CIEP

Después viene Roberto Thompson, el congresista con gran peso en Alajuela pero no tan visible en el resto del país, así como Fernando Zamora, el abogado constitucionalista desconocido para la mayoría, incluido este servidor.

Y finalmente está Gerardo Corrales, el economista neoliberal claramente ligado al sector financiero del país que en un arranque de oportunismo conformó parte del equipo económico improvisado que Fabricio Alvarado presentó para la segunda vuelta de la elección anterior. Otra diputación en ciernes.

Sin mujeres y sin juventud

Por otra parte, nótese algo más aún: tampoco tenemos a ningún joven luchando por la candidatura. Si mis datos no me fallan, el más joven de los candidatos es Benavides Jiménez, quien tiene 51 años de edad a este momento, posiblemente quien logre además granjearse el apoyo de la juventud de ese partido. ¿Tienen juventud partidaria? Hace unas décadas la juventud era el baluarte y soporte de ese partido, donde nacían los grandes líderes.

Desde principios de la década pasada, el PLN viene hablando de renovar sus estructuras con jóvenes valores, pero la evidencia ha dicho lo contrario, no solamente ahora sino en las convenciones y elecciones anteriores. Liberación Nacional es hoy, de nuevo, un refrito de políticos añejos.

Ahora bien, muy al contrario de lo que observo en los aspirantes anunciados, me queda claro que incluso dentro del PLN (tan tradicional y tan hueso colorado) será necesario crear un discurso, una narrativa y una retórica muy diferentes, una que sea innovadora para capturar -principalmente- al público joven que ha perdido encanto con ese partido.

Y lo anterior será condición sine qua non para competir en las elecciones nacionales, porque el padrón electoral no miente: la mayoría son jóvenes.

Así las cosas, me queda claro que las dirigencias del PLN tendrán que avocarse a elegir mujeres legisladores en los diferentes grupos, porque con este puñado de varones la cuota masculina estará cumplida. Claro, si el PLN quisiera tomar en cuenta que la mitad de los votantes en el país son mujeres.

En todo caso, sería “divertido” ver a Frangie Nicolás despotricando contra sus compañeros, a ver si lo hizo igual como cuando en el Congreso se dedica a vilipendiar al Gobierno con todas sus fuerzas. Incluso habrá que valorar si es tan astuta como para ganarse al amplio margen de ciudadanas liberacionistas.

Las feministas del PLN podrían resentir esta situación tan patriarcal en un partido, de paso, históricamente lleno de caudillos. ¿Y qué pasó con la formación de políticas, de cuadros femeninos, en ese partido? ¿Y doña Laura Chinchilla, la que fuera primera mujer presidenta del país? Estos son temas que saldrán a la palestra.

*Los artículos de opinión publicados en la sección Voz Propia son responsabilidad total del firmante y no de este medio de comunicación ni sus representantes legales.

2 thoughts on “Cálculos y estrategias del club verdiblanco de los hombres solos ◘ Voz propia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *