C2Recycle: Una idea para estimular el reciclaje desde lo visual

El contenedor C2Recycle busca, a través de las cualidades de visibilidad y altura adaptable, ayudar a las personas para que modifiquen los mencionados patrones de conducta al facilitarles la clasificación de los residuos.

Con la idea de reemplazar los contenedores tradicionales de colores oscuros, que suelen ser confusos y sobre todo mal utilizados, Josué Herdel nos trae una propuesta donde desde la visibilidad  de lo que reciclamos ya se crea un impacto psicológico.

“Tenía deseos de reciclar pero el proceso no me resultaba ameno y me llevaba a los hábitos antiguos y muy fortalecidos, en este caso, a no reciclar. Es decir, no basta tener un modo de pensar en cierta dirección, también se requiere de procesos que faciliten la toma de acción”, nos explicó Herdel.

Josué Herdel es egresado en Psicología  y desarrolló este proyecto basándose en los cuestionamientos de “¿en verdad existen problemas ambientales? o ¿son problemas de conducta humana que afectan al medio ambiente?”

“Cuando llegaba a un lugar con contenedores de reciclaje experimentaba dificultades averiguando qué iba en qué, a pesar de los rótulos y colores, terminaba abriendo las tapas de los recipientes para ver si en verdad tenían lo que se suponían debían tener, pero correr la tapa era difícil,  la bolsa y la tapa dificultaba la visibilidad. También veía personas que pasaban con algún tipo de residuo y lo tiraban en el recipiente que les quedaba más cerca en ese momento”, nos comentó Herdel.

OTROS CONTENIDOS:

De esa frustración inicial que hemos tenidos todos, misma que nos hace terminar depositando los desechos en cualquier recipiente de reciclaje, porque de por sí todo está revuelto, es que nació la idea de un prototipo donde todo estuviera visible y generara un mayor impacto.

“Sentía la necesidad de que hubiese algo más práctico y sencillo, algo que hiciera del proceso inicial de reciclaje algo relajante, algo que motivara, algo que diera liviandad, orgullo, e incluso alegría”, enfatizó Herdel.

El contenedor C2Recycle busca, a través de las cualidades de visibilidad y altura adaptable, ayudar a las personas para que modifiquen los mencionados patrones de conducta al facilitarles la clasificación de los residuos.

“Otra razón clave para animarme a proponer esta idea es que quiero demostrar que la psicología puede y debe jugar un papel mucho más activo en la resolución de diferentes problemas que afectan a la sociedad, entre ellos la destrucción del medio ambiente, porque en el fondo no es otra cosa que un problema de conducta. Y como dice la sabia frase atribuida a Gandhi ´uno debe ser el cambio que quiere ver en el mundo´”, expresó el creador de este proyecto.

El proceso de creación del diseño tomó un poco más de un año: se inició alrededor de octubre 2018 y para noviembre 2019 ya estaba listo todo el diseño, logo y video infográfico.

La transparencia y la altura. Esos dos se pueden expresar en una palabra: visibilidad. Es decir, yo necesito ver para reciclar. De ahí pensé en el nombre en inglés: See to Recycle. Pero para hacerlo un poco más interesante, sustituí las primeros dos palabras por algo más corto que de igual modo produce la misma pronunciación: See = C. To = 2. Así quedó como: C2Recycle”, nos explicó Herdel.

Incluso para la hora de recolección se pretende promover el cambio de bolsas plásticas por sacos re-utilizables, que permitan transportar los materiales a los centros de acopio.

Este contenedor busca ayudar a las personas para que modifiquen los mencionados patrones de conducta al facilitarles la clasificación de los residuos (a golpe de ojo verán qué va en qué), habrá presión social sana (pues echar el residuo en el lugar incorrecto podrá ser atestiguado por otras personas alrededor), conciencia (serán propensas a ser impactadas al ver la cantidad de basura que a diario producen) y, además, una variante del diseño permite que el recipiente se pueda adherir a paredes lo cual ahorra espacio a nivel de piso.

Marco jurídico

Según el Plan Nacional para la Gestión Integral de Residuos 2016 – 2021, “para que este esfuerzo sea exitoso, es fundamental contar con el apoyo y compromiso del sector público, del sector municipal, del sector privado, las universidades, las ONGs, la sociedad civil y de esta manera se pueda lograr el propósito planteado. La implementación de este Plan será posible con el apoyo financiero así como de recurso humano y material de los actores sociales y sectores responsables de la ejecución de las acciones estratégicas definidas en este documento (Ministerio de Salud, 2016)”.

Asimismo, hay que recorder que el 28 de octubre del año anterior se aprobó la ley 20.985 «Ley para combatir la contaminación por plástico y proteger el ambiente».

La misma indica la prohibición del uso de pajillas y algunas bolsas plásticas y se declaran de interés público los planes, programas, proyectos, estrategias y emprendimientos públicos o privados de economía circular, prevención, reducción, reutilización, valorización, tratamiento, disposición y educación sobre la sustitución y eliminación de la contaminación por plástico de un solo uso.

El incumplimiento de la ley será calificada como falta leve sancionada según el artículo 50 de la Ley para la Gestión Integral de Residuos que pueden llegar a ser de hasta casi cuatro millones y medio de colones.

Josué Herdel ya tiene listo el prototipo ahora solo necesita una empresa que esté dispuesto a unirse a la idea de este joven emprendedor para poder desarrollarlo y llevar a la práctica esta novedosa idea, esperamos pronto lograr verla implementada.

SONDEO:

¿Cuál(es) plataforma(s) de streaming tv paga usted o su familia en este momento en Costa Rica?
  • Add your answer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *