Biden arremete contra conservadores en defensa de la vacunación obligatoria: ‘Esto no es un juego’

Después de muchos intentos por convencer a la población de la necesidad de vacunarse, Biden perdió la paciencia y decidió tomar medidas firmes.

El presidente de Estados Unidos arremetió de nuevo contra los conservadores republicanos que se resisten a apoyar las medidas obligatorias que impulsa el gobierno federal de Biden.

Incluso, los gobernadores republicanos de algunos estados como Dakota del sur, Georgia o Carolina del sur amenazaron a Biden de demandarlo y él reaccionó diciendo “adelante, inténtenlo”.

“Estoy muy decepcionado con que estos gobernadores republicanos se hayan tomado tan a la ligera la salud de nuestros niños, la salud de sus comunidades. Estamos lidiando con algo real. Esto no es un juego”, dijo el mandatario estadounidense.

Después de muchos intentos por convencer a la población de la necesidad de vacunarse, Biden perdió la paciencia y decidió tomar medidas firmes. Entre ellas el mandato de que las empresas con 100 empleados o más deben vacunar obligatoriamente a sus servidores o hacerles una prueba por semana para confirmar que den negativos.

El coordinador de la respuesta contra el covid-19 de la Casa Blanca, Jeffrey Zients, aseguró durante una rueda de prensa que el mandato se hará público “en las próximas semanas”, en forma de una norma de emergencia emitida por el Departamento de Trabajo.

El gobierno demócrata no establece vacunación obligatoria para toda la población, porque posiblemente sería inconstitucional, pero sí toma medidas con los funcionarios de Gobierno y en algunos espacios donde puede hacerlo, como en este caso.

Jorge Luis Pinto presentó su nuevo libro en Costa Rica

Primicia: Ex presidente Luis Guillermo Solís responde ante acusaciones de Rodrigo Chaves

Entrevistamos a jerarca del CIEP de la UCR: ¿Es posible el fraude en las encuestas, cómo y por qué?

Negó vacuna y atención, lo llevaron a clínica privada y luego exigieron que la CCSS pagara los gastos

El gran problema de Estados Unidos es que, a pesar de tener vacunas en abundancia porque han acaparado la producción de las farmacéuticas, una gran cantidad de la población no quiere vacunarse por las mentiras que reproducen grupos anti vacunas en redes sociales y otros espacios conspiracionistas.

La variante Delta tiene al país en una gran crisis de gran cantidad de contagios, personas hospitalizadas y en cuidados intensivos, con un cuota de letalidad muy alta entre las personas que no se vacunan. Muchos de los anti vacunas, de hecho, provienen de grupos conservadores republicanos y toman el asunto como una confrontación política, razón por la que Joe Biden se molesta porque se tomen “a la ligera” un asunto tan serio y que sacrifica la vida de ciudadanos de ese país.

Estudios de las organizaciones hospitalarias de Estados Unidos han construido estadísticas donde se refleja que el 99% de las muertes y al menos un 80% de quienes deben ser hospitalizados por Covid-19 son personas que no se vacunaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *