Aprobados presupuestos extraordinarios con sensibles recortes a cultura: adiós fondos para ayudas

Ana Lucía Delgado, Silvia Hernández y Gustavo Viales del PLN, así como María Inés Solís (del PUSC), Harlam Hoeppelman (fabricista) y Otto Roberto Vargas (PRSC) son los responsables de los recortes al sector Cultura.

El plenario legislativo aprobó en segundo debate tanto el tercer como cuarto presupuestos extraordinarios del 2020, mediante los dictámenes de mayoría que fueron respaldados por los diputados Ana Lucía Delgado, Silvia Hernández y Gustavo Viales del PLN, así como María Inés Solís (del PUSC), Harlam Hoeppelman (fabricista) y Otto Roberto Vargas (PRSC), de la Comisión de Asuntos Hacendarios.

En el tercer presupuesto el dictamen de mayoría incluyó la eliminación de un recurso adicional para colaborar con los trabajadores de la cultura que la están pasando muy mal. Pero los diputados del PLN, PUSC, fabricistas y Republicano Social Cristiano se mantuvieron en contra de esos fondos para cultura.

Y, como si no fuera poco, en esa misma Comisión de Asuntos Hacendarios, los mismos congresistas hicieron grandes recortes al sector cultura para el presupuesto ordinario de 2021, en particular mediante una moción de María Inés Solís del PUSC y otra de Ana Lucía Delgado del PLN (la segunda no avanzó). Solís tuvo el apoyo de los mismos congresistas para aprobar su moción: los 3 del PLN (Delgado, Gustavo Viales y Silvia Hernández), 2 del PUSC, así como el fabricista y el del PRSC.

Los fondos eliminados por los liberacionistas y socialcristianos, así como fabricistas y republicanos, pretendían crear ayudas a los trabajadores de las artes y la cultura que están en crisis, y pasarán una Navidad de escasez y limitaciones gracias a esa decisión.

A pesar de los esfuerzos de los trabajadores independientes, así como del Ministerio de Cultura y Juventud, por sensibilizar a esos diputados no fue posible lograrlo. Tampoco fructificó ninguna estrategia en el plenario.

El congresista José María Villalta quiso recuperar 250 millones para el Teatro Popular Melico Salazar y sus programas, pero no tuvo el apoyo de la gran mayoría de legisladores.

Ahora la lucha que viene será evitar el inmenso recorte al presupuesto ordinario de 2021, que prácticamente inutiliza al Ministerio de Cultura y Juventud y deja en la calle -literalmente- a varios programas, como las orquestas del Sinem. En otros casos esos recortes obligarían a cerrar las puertas de bibliotecas y centros de la cultura por imposibilidad de pagar gastos de funcionamiento, entre otros. Además, varios fondos de incentivo a las artes independientes serán desfinanciados. Un ataque frontal al sector, sin duda.

SONDEO:

¿Está de acuerdo usted con los recortes al presupuesto ordinario en educación, salud, cultura y atención social?

Presupuestos aprobados con recortes

El expediente 22.250, cuarto presupuesto extraordinario enviado por el Ejecutivo, fue votado en segundo debate. Con este presupuesto se concluyen los gastos del Gobierno para este año 2020.

El expediente 22.217, tercer presupuesto extraordinario, también fue aprobado en segundo debate, que incluye el préstamo rápido con el Fondo Monetario Internacional. Con este presupuesto se pagará ¢31.186 millones a la CCSS, el 10% de la deuda del Estado con esa institución.

Por otra parte, el ahorro de ¢51.173 millones que logró el Gobierno por cambio de deuda cara por deuda barata se pretendía destinar a gastos del Gobierno, incluyendo fondos para los trabajadores de la cultura, pero los congresistas rechazaron el uso de ese dinero. Solamente se autorizó el gasto para las vacunas contra el Covid-19.

Finalmente, el proyecto de Hacienda Digital, que supone un crédito con el Banco de Reconstrucción Económica, fue aprobado también en segundo debate. Este proyecto busca unificar de manera digital todos los regímenes de Hacienda para combatir la evasión fiscal y controlar mejor el tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *