Apelación rebajó prisión preventiva a sacerdote Víquez de seis a cuatro meses

Víquez fue extraditado por México donde se ocultó durante siete meses hasta que fue detenido.

El Tribunal de Apelación redujo de seis a cuatro meses el plazo de prisión preventiva contra el exsacerdote Mauricio Víquez, detenido tras denuncias de abuso sexual a menores.

Rafael Rodríguez, abogado de Víquez, dijo estar satisfecho debido a que dos de las causas por las que se acusa a Víquez están prescritas.

“El juez hace un análisis sobre la situación de la prescripción y establece que ciertamente dos de las cuatro causas que se están investigando están prescritas, eso nos genera satisfacción porque es parte de nuestra lucha jurídica que venimos dando”, dijo el abogado al portal ameliarueda.com.

Este martes 8 de junio se realizó la audiencia de apelación de medidas cautelares contra el excura, quien llegó con una medida de seis meses de prisión preventiva y salió con cuatro “para que el Ministerio Público tuviera tiempo suficiente para terminar la investigación”, manifestó Rodríguez.

El exsacerdote enfrenta un expediente con cuatro causas por supuesto abuso sexual contra menores de edad. Dos se presentaron luego de que se aprobara la ley Derecho al tiempo, que amplió de 10 a 25 años el plazo para que las víctimas presentarán denuncias por abuso sexual, tras cumplir la mayoría de edad.

Costa Rica recibirá un millón y medio de vacunas J & J contra Covid en próximos días

Gobierno no lo espía, fueron Google y Apple quienes instalaron la App de Salud en algunos teléfonos

Donald Trump utilizó Departamento de Justicia para espiar a la oposición

Figueres no superó la cantidad de votos que obtuvo hace 4 años en la convención liberacionista

Según la ley antes mencionada, es que dos de las supuestas víctimas de abuso sexual pudieron presentar las denuncias, sin embargo, según el abogado estas causas ya prescribieron al no ser la ley retroactiva. Dicho criterio fue apoyado por el juzgado de apelación, sin embargo, la decisión final la tomará el Ministerio Público en el proceso correspondiente.

Víquez fue extraditado por México donde se ocultó durante siete meses hasta que fue detenido. Su llegada al país se dio el 6 de mayo y un día después se ordenó que debía cumplir seis meses de prisión preventiva por el riesgo de fuga.

El excura se encuentra descontando en la cárcel de Pérez Zeledón, siendo ahora un período de cuatro meses, tiempo que se descuenta desde el 6 de mayo.

“Yo estoy muy contento porque esa es nuestra lucha, determinar que los hechos están prescritos y en uno de los hechos es determinar cuándo fue la ocurrencia de los hechos porque no hay claridad en la situación, sin embargo, el juez dijo que eso tiene que resolverlo el Ministerio Público”, dijo el abogado de Víquez.

La defensa del exsacerdote analizará si pide otro cambio de medidas, tomando en cuenta que el juez penal valoró el expediente con solo dos de las causas en contra.

Mauricio Víquez Lizano no estuvo presente durante la audiencia de apelación que se llevó a cabo este martes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *