8 de febrero de 2023

Especialistas no fueron consultados: Alertan sobre amenaza al sistema eléctrico nacional

Según sindicatos y especialistas modificar el CENCE y apoyar la ley 23.414 es una amenaza al sistema eléctrico nacional.

Comparta en


Los funcionarios del Centro Nacional de Control de Electricidad (CENCE) alertaron ayer que ellos no fueron consultados, ni los especialistas técnicos con amplio conocimiento, sobre los cambios que se requieren hacer a este centro y que consideran una amenaza al sistema eléctrico nacional que administra el Instituto Costarricense de Electricidad y las demás operadoras.

Una nota con firma de 190 funcionarios y enviada a Julio Matamoros, Jefe de División del CENCE, afirma que ellos no fueron consultados sobre los cambios que pretende el presidente ejecutivo del ICE, Marco Acuña.

Además, y lo más grave, es que esos cambios afectarán normativa vigente que podría afectar el funcionamiento adecuado de ese centro de control, de manera que podría afectar la distribución y provisión de la electricidad. Los funcionarios dejaron claro que “se desconoce el sustento técnico que fundamenta la decisión de realizar cambios en esta función y el alcance”.

Amenaza al sistema eléctrico nacional en ciernes

Los funcionarios también argumentan que existen “riesgos de continuidad del negocio que han sido señalados en el documento ‘Análisis de riesgos sobre la reubicación de la función de agente del MER’ remitido al Consejo Directivo del ICE mediante oficio N°5500-0380-2022 del 23 de marzo del 2022”.

Además, aunque Marco Acuña dijo en la comisión legislativa que él mantiene una posición neutra frente al proyecto legislativo 23.414 “Ley de Armonización del Sistema Eléctrico Nacional”, los cambios que está propiciando en el CENCE más bien indican que está apoyando ese proyecto que tienen serios problemas y enfrenta serias críticas.

“No se logra comprender la razón que existe detrás de los cambios anunciados, dado que pareciera que la Administración está reaccionando ante un proyecto de ley que se encuentra apenas en discusión, lo cual nos parece un accionar precipitado y que no protege los intereses del ICE y que da un apoyo tácito a la aprobación del Proyecto de Ley N°23414”, comunicaron los funcionarios a Matamoros.

Además reclaman que en la comparecencia de Acuña no se tomaron en cuenta las observaciones que la Gerencia de Electricidad solicitó a los organismos técnicos de las divisiones que tiene la entidad sobre el tema eléctrico.

El CENCE deja claro que si Acuña sigue actuando sin considerar a los funcionarios y los reportes respectivos, “se puede incurrir en decisiones erróneas al no tomar en cuenta este conocimiento y criterios que deben prevalecer, lo cual causa preocupación y disconformidad”.

Por esas razones, enfáticamente se oponen “a cualquier disposición de tipo administrativo que atente contra las funciones intrínsecas del Centro Nacional de Control de Electricidad y que por ende afecte la continuidad y seguridad del suministro eléctrico”.

También los funcionarios resiente que “la falta de comunicación oportuna de la Administración Superior hacia los trabajadores del CENCE genera incertidumbre y angustia sobre la estabilidad laboral. Desde hace varios años es conocido que el CENCE enfrenta una situación de fuga constante del personal especializado, lo cual se agrava ante la falta de claridad sobre el futuro del CENCE”.

Los sindicatos del ICE, en particular Acotel, Antec y Asdeice, ya se manifestaron sobre lo que sucede y consideran una amenaza al sistema eléctrico nacional. ¿Por que desmantelar un sistema que funciona bien, qué beneficios reales tiene y para quiénes?, son las preguntas que nacen. Consideran que las actuaciones de Marco Acuña responde a “una embestida privatizadora del Gobierno”.

También hacen un llamado a los directivos de la institución para que no aprueben ninguna modificación propuesta por Acuña: “No se evidencien como simples marionetas del Gobierno que se adelantan ante un proyecto de ley que ya se está cayendo en la Asamblea Legislativa y que está evocando la unidad sindical para manifestarnos en defensa de la institución”, expresa Acotel en un comunicado.

Acotel también expresó sus dudas y razones sobre la actuación de Acuña y las pretensiones del proyecto de ley que se estudia en el Congreso. El sindicato plantea que al modificar al CENCE se pretende debilitar la institución en beneficio de la apertura y el negocio de operadores privados, lo que redundará en tarifas más altas para los abonados.

Aquí puede descargar la nota completa de los funcionarios y que fue enviada al jerarca de la división, Julio Matamoros.

Comparta en