Alertan peligros que se ciernen sobre Sala Constitucional 30 años después

Los firmantes del documento público enviado a Culturacr.net resaltan que esta entidad judicial vino a exigir respeto y garantía de nuestros derechos fundamentales, pero hoy eso está amenazado…

En setiembre de 1989, con el impulso de varios diputados de los dos partidos hegemónicos en ese momento -el PLN y el PUSC- una reforma constitucional a los artículos 10, 48, 105 y 128 hizo posible el nacimiento de la Sala Constitucional.

El propósito de aquella reforma era claro: crear un organismo que velase por el cumplimiento de la Constitución Política de la República.

Hoy, 30 años después, un grupo de connotados entre quienes destacan el director del Estado de la Nación, Miguel Gutiérrez Saxe, el escritor José León Sánchez, la exdiputada Emilia Molina, la periodista Vilma Ibarra, la escritora Yadira Calvo y muchos más, hacen un llamado sobre los nuevos desafíos y amenazas que recaen en la también conocida como “Sala Cuarta”.

Los firmantes del documento público enviado a Culturacr.net resaltan que esta entidad judicial vino a exigir respeto y garantía de nuestros derechos fundamentales (incluyendo los derechos humanos) ante el abuso del poder e irrespeto que se daba antes de ser creada.

DERECHOS
Gobierno debió levantar bloqueos
en la 32 y Pérez Zeledón, dice la Sala
Constitucional

Sin embargo, hoy alertan sobre nuevos sectores políticos de origen conservador “que promueven el autoritarismo y que abogan por visiones restrictivas de nuestros derechos humanos, fuerzas políticas que, sin vocación democrática, quieren controlar la institucionalidad para minar el sistema de frenos y contrapesos”, establece la misiva.

Según los denunciantes, la principal preocupación tiene que ver con el sistema de elección de los magistrados de la Sala Constitucional y de todos los magistrados de la Corte Suprema de Justicia. “Se está llevando a cabo de manera poco transparente, sin motivación ni respeto a los estándares internacionales”, indican.

“Los resultados de este tipo de prácticas pueden afectar seriamente la institucionalidad democrática y poner en riesgo nuestro derecho de acceder a una justicia independiente e imparcial”, agrega el documento.

La politización de los nombramientos es un problema que se viene discutiendo desde muchos años atrás, pero es ahora que existe la amenaza de magistrados conservadores, no liberales, que la alarma adquiere redoble de tambores. Hay precedentes en casos controversiales, como el voto para autorizar la reelección no consecutiva en beneficio del expresidente Óscar Arias o el voto a favor del proyecto de minería a cielo abierto en Crucitas de San Carlos.

El llamado de hoy, 30 años después, es para respetar la división de poderes y por esa razón han interpuesto una acción de inconstitucionalidad “para solicitar a la Sala que fije límites a la arbitrariedad que caracteriza los procesos que actualmente lleva la Asamblea Legislativa (en cuanto a nombramientos)”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *