Acción contra vacuna infantil de Covid-19 es rechazada de plano por la Sala Constitucional

Abogado fabricista anti vacunas vuelve a fracasar en su intento por eliminar obligatoriedad de la vacunación contra Covid-19.

Primer nino vacunado

Una nueva gestión del abogado antivacunas Arcelio Hernández, en este caso contra la vacunación obligatoria por Covid-19, fue rechazada de plano por la Sala Constitucional.

Hernández es conocido porque también interpuso recursos y acusó de fraude electoral en las elecciones de segunda ronda de 2018, donde Fabricio Alvarado perdió por amplio margen. El abogado se ha mostrado como defensor de grupos antivacunas y de grupos religiosos asociados al fabricismo en varias ocasiones.

La Sala Constitucional determinó que la acción de inconstitucionalidad es inadmisible porque el tema ya había sido evacuado de manera definitiva mediante sentencia número 2022-007280 de las 10:30 horas del 29 de marzo de 2022.

“Al haberse rechazado por el fondo el recurso de amparo que se menciona como asunto base, esta Sala se encuentra imposibilitada para resolver por el fondo la presente acción, pues, conforme con lo dispuesto en el referido ordinal 75, párrafo primero, esta acción ya no constituye medio razonable de amparar ningún derecho o interés dentro de tal proceso y, consecuentemente, procede rechazarla de plano, como así se dispone”, dicta la sentencia.

La magistrada Annmarie Garro puso una nota al margen, donde consigna que en el recurso de amparo de base ella había salvado su voto por considerar que habían dos puntos que debían cursarse en una acción de inconstitucionalidad, en particular que “el fundamento técnico de la aplicación de las vacunas en personas menores de edad es distinto al de las personas adultas, concretamente, que para los menores de 16 años sólo existe una autorización de uso emergencia”.

Los grupos antivacunas han interpuesto toda clase de recursos legales contra la obligatoriedad de la vacuna que la ley costarricense permite, pero en ningún caso se les ha dado la razón.

La Sala determinó hace poco que los funcionarios del Hospital de Heredia, del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) y del Ministerio de Salud actuaron a derecho al vacunar de manera obligatoria a un menor que así lo necesitaba, ante un cuadro de aparente descuido que presentó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.