¿A quiénes podría Bolsonaro haber contagiado de COVID-19?

Desde el inicio de la pandemia de COVID-19, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha sido un escéptico del coronavirus y ha calificado a la enfermedad de ser una “fantasía” que no es más que “una gripecita”.

El anuncio de que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, contrajo COVID-19 ha repercutido en todo el mundo y no se habla de otra cosa. Sin embargo, antes del diagnóstico positivo, estuvo en contacto directo con diversos políticos y sin las medidas sanitarias correspondientes. ¿Habrá contagiado a su equipo de Gobierno?

Desde el inicio de la pandemia de COVID-19, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha sido un escéptico del coronavirus y ha calificado a la enfermedad de ser una “fantasía” que no es más que “una gripecita”. Cuando este 7 de julio se hizo público que el mandatario brasileño dio positivo en el test, la noticia acaparó todas las miradas de la prensa internacional (y de las fábricas de memes en Internet).

Sin embargo, Bolsonaro no ha cambiado sus hábitos en función del virus altamente contagioso que puso al mundo en cuarentena. De hecho, informó que tiene COVID-19 a través de una conferencia de prensa presencial en la que hasta se quitó la mascarilla frente a los periodistas.

“Dio positivo, dio positivo. Ahora, ¿cómo es que esto comenzó? Comenzó el domingo [5 de julio], que empecé a sentir cansancio, dolor muscular, y con una fiebre de 38° a la tarde”, relató, y explicó que procedió a hacerse una tomografía pulmonar al Hospital de las Fuerzas Armadas de Brasilia, cuyo resultado indicó que sus pulmones estaban “limpios”.  

Tomando un poco de distancia hacia atrás de los micrófonos, Bolsonaro se quitó el tapabocas que usaba mientras le decía a los periodistas: “Vean mi cara. Yo estoy bien, estoy tranquilo, gracias a dios”.

​Aunque los síntomas comenzaron el domingo según el relato del mandatario, el periodo entre el contagio y la manifestación de la enfermedad puede demorarse hasta dos semanas, motivo por el que se dictamina ese tiempo de cuarentena a las personas con sospecha o confirmación de COVID-19. 

Por ello, preocupa que Bolsonaro estuviera reunido con diversos políticos en el marco de la celebración del Día de la Independencia de Estados Unidos el sábado 4 de julio, entre otros encuentros de su agenda oficial.

Ese día, por ejemplo, se reunió junto a buena parte de sus ministros y a uno de sus hijos, el diputado Eduardo Bolsonaro, en la residencia y presencia del embajador de Estados Unidos en Brasil, Todd Chapman. 

“Me siento muy honrado por recibir al señor presidente @jairbolsonaro este #4deJulio para celebrar 198 años de relaciones entre Brasil y Estados Unidos, y 244 años de la independencia de Estados Unidos. Continuamos #TrabajandoJuntos!”, publicaba Chapman ese mismo día.

​La Embajada estadounidense en Brasil anunció que los test de Chapman y de su esposa dieron negativo, aunque ambos cumplirán la cuarentena en su residencia así como todos los miembros del equipo que pudieron haber estado expuestos al contagio. 

Por su parte, el Consejo de Ministros anunció que el jefe de la Casa Civil, Walter Souza Braga Netto, y el ministro de Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo, quienes asistieron a la reunión del 4 de julio, dieron negativo. 

jair Bolsonaro, presidente de Brasil
Bolsonaro podría usar el contagio a su favor

También se testearon el ministro de Desarrollo Regional, Rogerio Marinho; el secretario de Gobierno, Luiz Eduardo Ramos; el abogado general del Estado, José Levi; y el ministro de Defensa, Fernando Azevedo, que se habían reunido con el mandatario en la semana anterior al diagnóstico, según informó el noticiero brasileño G1.

Bolsonaro había mantenido también, el 3 de julio, una reunión con varios empresarios brasileños, entre los que se encontraban Luiz Trabuco, del banco Bradesco, y Candido Pinheiro, de la aseguradora Hapvida, según había informado el medio local O Globo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *