A pesar de la crisis casi 4 meses después Banco Central no reglamenta ley para bajar comisiones de datáfonos

Al parecer, al Banco Central no le preocupa acelerar el reglamento dada la situación de crisis y gastarán hasta el último minuto que le permite la ley para aprobarlo.

El pasado 21 de marzo fue aprobada en segundo debate la Ley 9831 (Comisiones Máximas del Sistema de Tarjetas) y fue publicada en la Gaceta el 25 de marzo, después de ser firmada por el presidente Carlos Alvarado.

Eran los inicios de la pandemia y el congresista Welmer Ramos, quien impulsó su aprobación, urgía desde entonces al Banco Central para apresurar el reglamento y ponerla en vigencia: “Espero que el Banco Central proceda a reglamentarla cuanto antes para que entre en vigencia, dado que estamos en una coyuntura en la cual la vida, salud y economía del pueblo costarricense está en juego“, comunicó entonces.

Según Ramos, en Europa las comisiones por datáfonos más altas no llegan al 0.3% en cada compra, mientras en Costa Rica llegan hasta el 7%, lo que afecta directamente a los comerciantes y empresarios que deben vender con el uso de estos aparatos, principalmente pequeños y medianos empresarios.

Sin embargo, parece que para el Banco Central no hay urgencia social que valga, cuando su única respuesta a este medio -reiterada en dos ocasiones- ha sido que tienen 6 meses para crear y aprobar el reglamento:

“Todo ese proceso será completado dentro del plazo de seis meses que establece la ley (Transitorio Único de la Ley N° 9831), y que vencen el 24 de setiembre de 2020″, responden a consulta de Culturacr.net.

Preguntamos si había algo que atrasara la creación de este reglamento y ¿necesita una entidad como el Banco Central de Costa Rica 6 meses para crear un reglamento para normar las comisiones del uso de datáfonos, siendo algo tan concreto y específico? No hubo respuesta alguna a esta pregunta.

Según la respuesta enviada, “se espera que en el transcurso de este mes (julio) el proyecto de reglamento sea presentado a la Junta Directiva del BCCR para su aprobación preliminar. Una vez que se complete ese paso, el reglamento será enviado a consulta pública, como lo exige la ley”.

Al parecer, al Banco Central no le preocupa acelerar el reglamento dada la situación de crisis y gastarán hasta el último minuto que le permite la ley para aprobarlo, en beneficio de las grandes empresas financieras que se respaldan en la Asociación Bancaria Costarricense, pero en perjuicio de la mayoría de pequeñas y medianas empresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *