23 mil personas de territorios indígenas se beneficiarán con mejor conectividad

Comunidades que tenían acceso a Internet muy pobre ahora pueden estudiar y hacer emprendimientos mediante la red.

Con una instalación por parte el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), de 13 radiobases, seis territorios indígenas se beneficiarán con los servicios de telefonía e Internet.

Entre las comunidades que se abarcaron están: Keköldi, Cabécar, Bribri, Alto Chirripó, Tayní, y a Rey Curré.

Este beneficio pudo ser alcanzado gracias al programa de “Comunidades Conectadas de FONATEL” que en este 2022 planea sumar otras 19 radiobases. 

Espacio político pagado

“Avanzamos según el cronograma vigente. Llevar conectividad a estos territorios nos enorgullece, porque contribuimos al cierre de la brecha digital”, comentó Mauricio Rojas, gerente de Telecomunicaciones del ICE.

“De ahora en adelante, los habitantes de estos poblados ya no deberán viajar hasta 12 kilómetros para obtener señal para solicitar ayuda en caso de emergencias o poder acceder a Internet, además, de mejorar la comunicación para la colocación de los productos agrícolas e incluso la educación de los niños que anteriormente no podían recibir clases a distancia”, expresó Jenifer Duarte Obando representante de la Asociación de Mujeres Guácimo en el territorio indígena Rey Curre.

Durante este 2022, el ICE proyecta instalar 19 torres, de las cuales 11 para conectar cuatro territorios en el Sur (Salitre, Altos de San Antonio, Ujarrás y Cabagra), y ocho en el Atlántico, donde se construirán otras ocho torres en Tayní, Bajo Chirripó, Talamanca Cabécar, Alto Chirripó Duchi y Talamanca Bribri.

Actualmente, FONATEL ha realizado una inversión de $12,6 millones en la construcción de torres y la expansión de redes de telecomunicaciones en zonas muy remotas, hasta cubrir los 24 territorios indígenas del país en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Lo último: